Actualización de parámetros para categorizar como Pymes.

Incorporación de nuevos requisitos.

 

La SePYME actualizó los valores máximos de las ventas totales anuales para ser consideradas Micro, Pequeñas y Medianas Empresas y se establece un nuevo requisito relativo a la cantidad máxima de empleados.

 

A través Resolución 154/18 de la SePYME,  se informaron los nuevos montos de ventas y cantidad de empleados para inscribirse en el Registro Pymes del Ministerio de Producción de la Nación; y de esta manera acceder a los beneficios que ofrece el Estado Nacional.

 

Esta actualización permite a las Pymes, que corrían riesgo de quedar fuera de los regímenes de promoción, seguir calificado como tal, luego de sufrir una inflación anual de 40% en el 2016, 24,8% en el 2017 y 9% en el primer cuatrimestre de este año,

 

De esta manera, los montos de facturación se incrementan un 26% en promedio desde su última actualización en agosto 2017. Quedando de la siguiente manera:

Fuente resolución 154/2018 SECRETARÍA DE EMPRENDEDORES Y DE LA PEQUEÑA Y MEDIANA EMPRESA.

A su vez, esta medida incorpora un nuevo parámetro para la clasificación dentro de las categorías de Pymes, la cantidad de empleados, quedando establecida de la siguiente manera:

Fuente resolución 154/2018 SECRETARÍA DE EMPRENDEDORES Y DE LA PEQUEÑA Y MEDIANA EMPRESA.

Según la citada resolución SePYME, se entiende por personal ocupado al que surja del promedio anual de los últimos tres ejercicios comerciales o años fiscales, en función de lo informado en el Formulario 931 presentado para dichos períodos, siendo este la declaración jurada mensual que se debe presentar a AFIP respecto de las remuneración del personal,  sus retenciones y cargas sociales efectuadas. En los casos de empresas cuya antigüedad sea menor que la requerida, el personal ocupado se determinará promediando la información de los ejercicios comerciales o años fiscales cerrados. Para la consulta de tal información Gestión Aplicada, a través de Nacional Gestión – Soft de Gestión Empresarial - , permite acceder fácilmente a la misma a través de sus módulos de Sueldos y Contabilidad, como también se podrá acceder a los montos anuales de ventas por medio de los reportes establecidos en la sección de Ventas.

 

Otro punto que reglamenta la norma es referido al porcentaje de exportaciones que se permite excluir a fin de determinar los montos de facturación para el encuadre dentro del universo Pyme. En este sentido, para el cálculo de las ventas totales anuales se excluye el 75% del monto de las exportaciones, cuando antes ese límite se fijaba en el 50%. Dicha medida está orientada a incentivar las exportaciones dentro del sector.


Por otro lado, para aquellas empresas que no posean un ejercicio comercial o año fiscal cerrado, serán categorizadas como micro empresas hasta el último día del cuarto mes posterior al cierre del ejercicio fiscal. Luego de tal fecha, deberán realizar la nueva solicitud de categorización y de su correspondiente beneficio.


En relación a las actividades de comisionistas, consignatarios y agencias de viajes mayoristas y minoristas podrán ser categorizados como micro, pequeña y mediana empresa siempre que al menos el 70% de las ventas totales anuales expresadas en pesos corresponda a alguna de estas actividades, y que cumplan con el resto de los requisitos establecidos para gozar de tal categorización.

 

Para finalizar, los profesionales de Gestión Aplicada recomiendan la inscripción en el Registro Pyme, dado que la misma permite acceder a los beneficios que se detallan a continuación. No obstante, Gestión Aplicada informa que para poder acceder y mantener vigente los beneficios, no solamente alcanza con la inscripción en el registro, si no también es necesario contar con una administración eficiente que permita tener al día la presentación de declaración juradas y demás requisitos exigidos por AFIP.

 

  • IVA: pago a 90 días y certificado de no retención.

  • Compensación del impuesto al cheque en el pago de Ganancias.

  • Eliminación del Impuesto a la Ganancia Mínima Presunta.

  • Fomento para PyMEs que invierten (computo de un porcentaje de inversión como pago a cuentas del impuesto a las ganancias, conversión del IVA de las inversiones en un bono de crédito fiscal).

  • Reducción de retenciones para micro empresas de comercio.